Archivo de la etiqueta: herramientas

Sierra de arco

Estándar
Sierra de arco

¡Una sierra de arco supone una gran ayuda a muy bajo costo!

¿Cuánto puede valer una sierra de arco?

Bien , pues una sierra de arco no costará mas de 5 o 6 euros y a cambio dispondrá de una herramienta practica, ligera, fácil de transportar y resultona.

Definición.-

Se compone de:

  • una hoja de sierra de acero, dentada y flexible.
  • un arco metálico con un enganche fijo para la hoja y un amarre móvil que se puede aflojar abriendo la agarradera para la colocación, intercambio y tensado de la hoja.

Las hay de cuatro tamaños diferentes para que puedas decidirte por el que mejor te venga y de distintas marcas.

Pongo como ejemplo las medidas de la que yo tengo que es la tercera en tamaño de una serie de cuatro.

sierra de arco detalles

LARGO X ANCHO= 65 X 22 cm

 

 

Función.-

La función única es la de cortar ramas o incluso pequeños arboles de forma rápida y fácil.

Adecuada para hacer poda gruesa en frutales y para cortar ramas que invadan nuestro huerto familiar o incluso profesional.

 

 

 

 

 

DETALLES DE SIERRA DE ARCO

Elección de máquinas para el huerto

Estándar
Elección de máquinas para el huerto

Es muy importante la correcta elección de máquinas para el huerto.

Personalmente creo que las máquinas hay que elegirlas para trabajar cómodo y lo menos posible también.

Aunque con este blog se pretende extraer la máxima cosecha de un trozo de tierra  pequeño o grande con el mínimo gasto y esfuerzo, siempre habrá algunas personas que tengan la ilusión o la necesidad de tener algunas maquinas que hagan este trabajo un poco mas fácil o incluso mas divertido (bien porque les gusten o bien porque tengan posibilidades económicas), igual que también habrá quien quiera hacerlo sin ellas, a la vieja usanza (cosa que tiene mucho mérito)

Si dispones de tiempo, una importante superficie se puede trabajar manualmente con laya (pala plana recta) o con azada, o incluso con una yunta o tiro de animales (burros, caballos), pero si eres un agricultor de fin de semana o tienes otras cosas que atender no es tan fácil ya que el huerto requiere tiempo y dedicación. Cuando hablo de este tipo de maquinaria me estoy refiriendo a tener por ejemplo algún tipo de motoazada (con sus accesorios) o incluso un tractor de mayor o menor tamaño (con algún apero).

En este blog, en la categoría de “maquinas” trataré de  exponer lo que creo importante a la hora de elegir este material de trabajo y sus consecuencias (buenas y no tan buenas).

Por lo pronto hoy os expondré muy brevemente (ya que esto requiere tiempo y mas artículos sobre el tema) que cosas tiene a favor y cuales en contra.

Ventajas:

  • El trabajo pesado y mas duro lo hace la máquina (por supuesto tu la tienes que guiar).
  • Se acorta mucho (y digo mucho) el tiempo de preparación del terreno. En unos minutos se hace mucha superficie.
  • Tu cuerpo lo agradece ya que no sufre casi (esto es un gran punto a favor, hay que conservar tu entereza física lo mas que se pueda a lo largo de los años).

Desventajas:

  • La principal es que necesitas invertir un dinero (que será mas o menos según tu elección).
  • Tener máquinas supone saber manejarlas mínimamente (se puede conseguir leyendo las instrucciones del fabricante con atención y aprendiendo de otros horticultores que ya sepan).
  • Las máquinas de este tipo necesitan un mantenimiento (por seguridad, durabilidad y funcionamiento) y un determinado gasto en consumibles (gasolina, aceites, filtros, repuestos…).

Si estamos hablando de un pequeño huerto (pongamos 40 a 50 m²), yo diría que puede hacerse de forma manual.

A partir de ahí el tema empieza a ser diferente dependiendo de tus ánimos, fuerza física, juventud, economía y ansia.

Para mi entender por encima de 50 m² hay que pensárselo a no ser que dispongas de mucho tiempo (por ejemplo si no eres un agricultor de fin de semana, o tienes la suerte de ser una persona jubilada a quien le gusta dedicar tiempo a sus cultivos).

Aunque no voy a profundizar mas en el asunto en este artículo, pienso que hay mucha diferencia entre elegir uno u otro por los pros y contras de cada opción y antes de decantarse es muy importante estudiarlo bien para no equivocarse.

Si quieres saber mas sobre este asunto visita la categoría “maquinas” en breve pondré mas artículos sobre este tema.

En este enlace puedes ver mi artículo “Clasificación de tipos de tractores“.

O también “Tractor clásico y sus partes

Saludos.

Juan.

Homenaje a los “antiguos cavadores”

Estándar
Homenaje a los “antiguos cavadores”

Hoy en día hacer muchos de los trabajos del campo es fácil, o relativamente fácil, teniendo en cuenta que estamos mas mecanizados que antaño y nuestra salud física se resiente menos debido a esto.

Antiguamente se trabajaba mas a lo bruto, no tenían otra opción, dejando muchas veces la salud poco a poco en los trabajos diarios.

En este artículo quisiera recordar aquellos trabajos que hacían los famosos “cavadores” para convertir terrenos a monte en espacios de cultivo llamados “rozas” (también conocidas como cachadas, bouzas, cabadas o estivadas) hace ya mas o menos 50 o 60 años.

Pocas son las herramientas que estos hombres utilizaban para llevar a cabo esta tarea. Prácticamente era solo una la utilizada (si no tenemos en cuenta que cuando se iban a cavar muchas veces tenían que llevar mochila y comer fuera).

Esta herramienta se llamaba “ligón” o en algunos sitios tambien “legón” o “azadón”. Básicamente era una azada estrecha bastante larga, yendo su anchura de 3 o 4 cm en su nacimiento en el mango hasta unos 10 o 12 cm en la punta, y podía medir unos 30 a 35 cm de largo. En algunas zonas esta herramienta también tenia cresta que se usaba para cortar el terreno previamente o para hacer regaderas.

Esta longitud permitía introducir toda la pala de la herramienta bajo el terrón para luego levantarlo y ponerlo en pié.

Con ella cavaban las zonas a monte para convertirlas en terreno de cultivo para cereal (centeno, trigo, avena, cebada…)

Éste es mas o menos el orden con el cual realizaban el trabajo:

  • pasado ya el invierno y llegando los primeros calores (abril, mayo..) los cavadores se iban al monte a cavar.
  • allá por el verano cuando la cava (también conocida como “debasa”) estaba seca, la quemaban sobre el terreno haciendo lo que en diferentes zonas llamaban “borreas, borregas o borralleiras”.
  • a los dos o tres días (o cuando el trabajo diario lo permitía) se extendía la ceniza sobre el terreno.
  • posteriormente se araba con la yunta de bueyes, vacas o burros dando un poco de profundidad al terreno (no mucha ya que el cereal es de raíz poco profunda).
  • y ya lo ultimo allá por otoño era sembrar el cereal.

La forma en que se realizaba el trabajo de cavar tenía su arte ya que no cualquiera podía o sabia hacerlo si un mínimo de práctica.

Este trabajo consistía mas o menos en lo siguiente:

  • se iban cavando terrones cuadrados de unos 40 cm introduciendo la herramienta poco a poco por los dos laterales que quedaban hacia el terreno no cavado.
  • se ponían de pie en pico con cierto arte haciendo una especie de cono de manera que el terrón tocase el mínimo suelo posible y con la tierra hacia afuera dejando los hierbajos o maleza encerrada dentro del cono.
  • se iban haciendo hileras de conos una tras otra hasta terminar el trozo que se quería cavar.
  • este trabajo lo podía realizar un cavador solo (mas pesado y aburrido) o también con cuadrillas de cavadores que se juntaban para hacer el trabajo mas ameno y rápido.

Todas estas cosas sabemos que están en el recuerdo de nuestros mayores que todavía viven, y a quienes quisiera rendir homenaje desde este artículo. Ellos recordarán con añoranza aquellos tiempos que vivieron de jóvenes. ¡Por aquellas fechas eran bastante mas respetuosos con el entorno que ahora!

Asociado a aquellos trabajos también había una cultura de la comida (por lo menos en algunas zonas). Normalmente los cavadores eran siempre hombres, pero también había alguna mujer cuando la necesidad obligaba. La mujer solía jugar un papel diferente relacionado con el sustento alimenticio que estos hombres necesitaban para continuar la jornada cubriendo el servicio a pie de roza de la comida.

A ellas debían de agradecer los cavadores el mimo con el cual les cuidaban, dando fuerzas para el resto del día a la par que animaban un poco el ambiente con la presencia femenina.

Con ayuda de alguna gente para mi muy querida he conseguido localizar lo que queda de una vieja herramienta utilizada para este trabajo y que he asociado a esta entrada (digo lo que queda porque como podéis apreciar falta parte del mango).

Espero que os haya gustado este articulo. ¡Trabajo duro para las espaldas de muchos de nuestros antepasados!

Como siempre si es tu deseo puedes dejar un comentario en el blog que contestaré de buen grado.

Hasta pronto.

Herramientas imprescindibles

Imagen
Herramientas imprescindibles

No son muchas las herramientas necesarias para poder trabajar un poco de terreno de manera que lo puedas aprovechar fácilmente. De hecho debería de bastar con muy poca cosa: una azada, una pequeña hoz y una regadera. Claro que esto seria para alguien que quiera trabajar muy poco terreno (menos de 30 m²)

Si por contra quieres trabajar un trozo de mayor tamaño (mas de 30 m²)tendrías que disponer de mas herramienta que te permita hacer los distintos trabajos de forma cómoda.

Vamos entonces a poner las siguientes herramientas mas o menos por orden de mas necesarias a menos: azada, hoz, regadera, rastrillo, navaja, pala, laya….. y así podríamos seguir de mayor a menor necesidad llegando a hablar incluso de una motoazada o un pequeño tractor con sus aperos.

Hemos de tener en cuenta que aunque sea un buen trozo de terreno lo que quieras cultivar no seria imprescindible disponer de herramientas pesadas ya que siempre se podrá tirar de algún vecino que disponga de un pequeño tractor o motoazada que haga el trabajo pesado por poco dinero, por amistad, o a cambio de algún servicio que tu puedas ofrecer.

¡Por esta razón desde aquí os animo a que lo intentéis!