Archivo de la etiqueta: deposito

Almacenar agua, un “depósito flexible”, una gran solución.

Estándar
Almacenar agua, un “depósito flexible”, una gran solución.

Cuando descubrí esta idea de depósitos flexibles quedé tan fascinado que no paré hasta que me compre uno para el riego.

En muchas ocasiones seguro que os habéis encontrado con la necesidad de almacenar agua de alguna manera: para riego de huerto, para riego de césped…

Estoy seguro que al igual que a mi, os sorprenderá ver que existen depósitos ya hechos que pueden dar solución a vuestra necesidad, que ocupan poco espacio, y además con posibilidad de ser transportados.

Estos depósitos se hacen necesarios cuando el calor empieza a apretar, y el agua puede escasear.

Si tienes de donde cogerla para almacenarla, este sin duda puede ser tu sistema, sin obras, sin esperas a que te lo hagan, con la capacidad que tú necesites o quieras.

Definición de depósitos flexibles.-

El deposito flexible es aquel que está hecho de un material tipo lona impermeable, y que al almacenar el agua se infla a modo de globo. Los hay abiertos y los hay cerrados. Yo soy mas partidario de los cerrados y la mayoría son así.

Características.-

  • Están formados por un tejido del tipo poliester que aporta un entramado cuyo objetivo es dar consistencia, soporte, y regularidad al material. Este tejido suele ir recubierto de PVC por las dos caras para darle la impermeabilidad.
  • Se pueden comprar protegidos con tratamientos contra los rayos UVA para que la incidencia del sol no los degrade, y así poder instalarlos en el exterior.
  • Pueden ir provistos de entradas y salidas de agua al gusto y necesidad de cada uno. Es decir, que hay  modelos estandarizados, y otros que el fabricante te pueden hacer a tu medida.
  • La capacidad en M³ puede variar mucho. Hay depósitos desde 1/2 M³, hasta depósitos de (lo máximo que he encontrado yo) 2.000 M³. ¡Que burrada!.

Utilidades.-

  • Para almacenaje de agua de lluvia, para riego de huertos y jardines.
  • Para agua potable incluso, aunque para ello deberán de tener tratamientos especiales que los capacitan para este almacenaje.
  • Se pueden almacenar otros fluidos además de agua, pero han de solicitarse al fabricante con las características idóneas para ello: abonos líquidos, purines…
  • Reservas anti-incendios.
  • Reservas de abrevaderos.

Tipos.-

  • Abiertos: son parecidos a las piscinas flexibles. Llevan un anillo en el borde superior a modo de flotador, de manera que al ir llenándose el propio depósito va elevándose sin derramar el agua.
  • Cerrados: son herméticos, solo están abiertos por las distintas válvulas que traen de fábrica.

Ventajas.-

  • Los depósitos flexibles se pueden transportar plegados, lo que significa que pueden cambiarse de ubicación. De hecho cuando los recibes del fabricante vienen plegados ocupando muy poco espacio.
  • Sirven para montar sobre un vehículo o remolque y utilizarlo como cisterna.
  • En el caso de los cerrados el agua permanece aislada del ambiente, lo que impide la formación de mohos y algas, y no hay riesgos de que alguna persona o animal caiga dentro.
  • Al no ser de obra se consideran muebles, con lo cual no necesitan ningún tipo de permiso de obra o edificación.
  • Suelen venir pintados en colores que se mimetizan con el entorno: verde, marrón, caqui, negro.
  • Son mas económicos que los hechos de obra.
  • Son de instalación inmediata.
  • Se fabrican según necesidad.
  • Duran muchos años. Algunos fabricantes los garantizan por 20 años.
  • Se pueden revender si no los necesitas.
  • Sirven para la buena gestión, almacenaje y recuperación de agua, un bien que cada vez se cotiza mas alto.
  • Puedes usarlo para almacenaje de agua de las bajantes del tejado, y así aprovechar al máximo el agua. Solo has de canalizarla hacia dentro. En el mio tengo canalizada una parte del tejado hacia dentro.

Mi depósito.-

En mi caso he comprado y montado un depósito de 4 x 4,3 x 0,9 m, que hace unos 15 M³ (pedido a medida en dimensiones, y también en válvulas de entra y salida). Y lo he instalado debajo del salón de la vivienda. Claro está que para eso he dejado el hueco de obra al construir la vivienda. Pero también se pueden instalar fuera en el exterior al lado de la vivienda. Lo conveniente es que se instale de manera que los animales o incluso los niños no puedan acceder a él y no puedan dañarlo, por ejemplo haciéndole un cercado.

De todas formas, aunque se perfore por una negligencia, los fabricantes te entregan junto con el deposito un kit de reparación de un trozo de material con su correspondiente pegamento para que puedas repararlo.

En mi caso, hace ya 9 años que lo tengo, está como el primer día (solo que un poco lleno de polvo encima), y muy contento con él. La solución es perfecta para lo que yo necesito, y volvería a repetir la compra si fuese necesario.

1.jpg

Detalle a medio llenar

2

Deposito lleno.

Mi depósito flexible cerrado, 15.000 litros de capacidad

Saludos.

Juan.

 

Hacer un compostador reciclando

Estándar
Hacer un compostador reciclando

Introducción.-

Un compostador es una especie de cajón con ventilación en el que depositamos nuestros desechos orgánicos, algo de abono, algo de tierra………. para que el contacto con el aire, cierto grado de humedad, el trabajo de microorganismos (aeróbicos y anaeróbicos) y el paso del tiempo vayan trabajando y modificando la estructura de estos desechos descomponiéndolos y poco a poco convirtiéndolos en humus que será asimilable por las plantas al depositarlo en el terreno.

Sin profundizar mucho en ello el compost puede hacerse de varias maneras básicas:

  • simplemente amontonando restos sin más y dejando que pase bastante tiempo (sistema lento)
  • en un montón controlado sin utilizar ningún cajón (sistema un poco mas rápido).
  • en un compostador o cajón (comprado o casero) en el cual el control puede ser mayor y el compost se conseguirá en menos tiempo.

Objetivo.-

Obviamente existen compostadores en el mercado, y si es nuestro deseo podemos comprar uno hecho que se amolde al presupuesto, pero lo que se pretende en este articulo es hacer un compostador usando materiales de desecho, y a ser posible gastando lo mínimo o nada para hacerlo.

Se pueden hacer con muchos cosas o materiales:

  • pallets reciclados del mismo tamaño.
  • bidón de 1000 litros viejo.
  • bidón de 200 litros.
  • malla metálica colocada en forma de cubo.
  • si me apuráis incluso una saca en la cual nos traen la arena o la grava de las obras (además ahora no las quieren reciclar como antes, y por cierto, esto me acaba de dar una idea para una prueba el año próximo).

Ejemplos de contenedores que nos pueden servir como base para hacer un compostador:

compostador depositos

posibles depósitos para un compostador

 

Presentación.-

En principio voy a presentaros una idea que he tenido hace tiempo para hacer uno y sobre todo reciclar. En este caso el costo ha sido cero (no me he gastado nada para hacerlo).

Posteriormente hablaremos de hacer otros compostadores reciclando y quizás en otro artículo hagamos uno partiendo de madera tratada.

Hace 3 o 4 años encontré un viejo deposito de agua de fibra de vidrio de 1,20 de alto y 1 m de diámetro en el punto limpio del pueblo. Estaba un poco roto, pero se me ocurrió que serviría para hacer un compostador de forma fácil y al mismo tiempo reciclar.

compostador deposito

DEPOSITO ORIGINAL

Bien, pues así lo hice en su día,¡había que hacerlo y además hacerlo de forma fácil y rápida!

¡Para qué dedicar mucho esfuerzo en algo que se puede hacer fácil!

Materiales:

  • deposito.
  • lápiz o rotulador.
  • radial pequeña con disco de corte.
  • mascarilla (para no respirar el polvillo de la fibra de vidrio del depósito).
  • gafas de protección para la vista.
  • saca de arena de obra para reciclar.
  • metro (no imprescindible).

Orden de trabajo.-

Para hacer un compostador habremos de tener en cuenta lo siguiente:

  • facilidad de llenado y vaciado.
  • ventilación.
  • grado de humedad.

Trabajos para realizarlo:

  1. marcar en el deposito una boca de salida del compost lo suficientemente grande para ir sacándolo a medida que se usa.
  2. recortar boca con radial.
  3. marcar varias ventanillas de ventilación (como de 60 x 60 mm) a la misma altura y simétricas con las del otro lado del bidón.
  4. cortar ventanillas.
  5. marcar unas 3 o 4 ventanillas en el fondo del depósito (para la entrada de microorganismos y lombrices desde el suelo).
  6. cortar las ventanillas del fondo.

compostador proceso 1

compostador proceso 2

PROCESO DE TRABAJO

 

¡Este es el resultado de las modificaciones!

Con ello hemos conseguido tener un compostador valido y también dar unos cuantos años de vida a un deposito de fibra de vidrio que ya no servía como tal.

Solo nos faltaría ponerle una tapa para evitar que la mezcla de restos que depositemos en su interior pueda tener exceso de humedad no deseada. En su día se me ocurrió ponerle una saca de obra del revés como en la foto y así estuvo hasta la fecha y creo que seguirá.

composctador terminado

COMPOSTADOR TERMINADO

 

Con este artículo he querido mostraros como he hecho este compostador para que también vosotros podáis sacar alguna idea de cómo convertir los desechos en compost o abono para el terreno (restos de cocina, ramas de viejas cosechas, césped cortado, restos de poda, hojas secas del otoño, etc…).

A mi entender no importa tanto de que contenedor base partamos para hacer el compostador, ni de lo bonito que nos quede, sino mas bien del resultado final que se obtenga con él.

¡Espero que os haya gustado!

Saludos.

Juan.