Archivos Mensuales: agosto 2021

Ciruela cagaluta (creo que se denomina prunus doméstica subespecie insitita).

Estándar
Ciruela cagaluta (creo que se denomina prunus doméstica subespecie insitita).

La “prunus doméstica, subespecie insitita”, o como se la conoce en mi pueblo, la “ciruela cagaluta“, como a mi me gusta llamarla, ya que ninguna persona de a pie usaría el nombre técnico para referirse a ella. Se le llama así por su tamaño, que es poco mas que una canica. Casi se puede considerar un especie endémica de la zona, ya que sus arbolillos son capaces de reproducirse/propagarse como si de zarzas se tratase llegando a invadir un huerto en pocos años si no se les pone cota que los mantenga a raya.

Definición.-

Es un ciruelo salvaje que como árbol alcanza mas bien poca envergadura y poco grosor de tronco también.

Aparece de forma espontanea en los huertos abandonados o no trabajados.

Se puede propagar por semillas con la ayuda de los animales salvajes que acuden a comerse los frutos y de paso van enterrando parte de los frutos o semillas, o por raíces que brotan/emergen del suelo convirtiéndose en nuevos arboles.

Son de forma globosa y de unos 20 mm de diámetro. De color verde durante el crecimiento y de colores desuniformes entre amarillo, naranja y rojizo.

Su sabor es similar al de una ciruela normal pero mas intenso y concentrado con un ligero picor final. A las personas que les gusta este sabor demuestran una gran devoción por su consumo, y en cuanto llega la temporada las buscan con ahínco.

Normalmente son arbolillos de un tronco de unos 4 a 7 cms. En algunos casos llegan a alcanzar los 10 cm con el tiempo. su altura habitual es de máximo 4 metros.

De hoja lanceolada, nervada y verde oscuro. El árbol se puebla bastante de hoja dejando en muchos caso parte del fruto escondido bajo el follaje (ver fotos).

Se arbolillos se propagan apiñados unos a pocos cms de otros (20 o 30 cms) formando un pequeño bosque.

Aspecto del fruto una vez maduro.

Tamaño del fruto, y árbol doblado por la carga del fruto.

Recolección, almacenaje y consumo.-

La recolección ha de hacerse en la misma época que el resto de ciruelas (finales de agosto y principios de septiembre)

En cuanto a la conservación, la fruta como tal solo se puede conservar unos pocos días. Hay que procurar consumirlas cuanto antes.

Se podría conservar mas tiempo si se hace con ellas algún tipo de mermelada.

Propiedades.-

En cuanto a sus propiedades se puede decir que son similares a las que aportan el resto de ciruelas.

Galería de fotos del árbol y el fruto.-

Pequeño bosque joven de ciruelos, y detalle de la hoja del árbol ya mas adulto.

Frutos

Aspecto del fruto en el árbol.