Almacenar agua, un “depósito flexible”, una gran solución.

Estándar
Almacenar agua, un “depósito flexible”, una gran solución.

Cuando descubrí esta idea de depósitos flexibles quedé tan fascinado que no paré hasta que me compre uno para el riego.

En muchas ocasiones seguro que os habéis encontrado con la necesidad de almacenar agua de alguna manera: para riego de huerto, para riego de césped…

Estoy seguro que al igual que a mi, os sorprenderá ver que existen depósitos ya hechos que pueden dar solución a vuestra necesidad, que ocupan poco espacio, y además con posibilidad de ser transportados.

Estos depósitos se hacen necesarios cuando el calor empieza a apretar, y el agua puede escasear.

Si tienes de donde cogerla para almacenarla, este sin duda puede ser tu sistema, sin obras, sin esperas a que te lo hagan, con la capacidad que tú necesites o quieras.

Definición de depósitos flexibles.-

El deposito flexible es aquel que está hecho de un material tipo lona impermeable, y que al almacenar el agua se infla a modo de globo. Los hay abiertos y los hay cerrados. Yo soy mas partidario de los cerrados y la mayoría son así.

Características.-

  • Están formados por un tejido del tipo poliester que aporta un entramado cuyo objetivo es dar consistencia, soporte, y regularidad al material. Este tejido suele ir recubierto de PVC por las dos caras para darle la impermeabilidad.
  • Se pueden comprar protegidos con tratamientos contra los rayos UVA para que la incidencia del sol no los degrade, y así poder instalarlos en el exterior.
  • Pueden ir provistos de entradas y salidas de agua al gusto y necesidad de cada uno. Es decir, que hay  modelos estandarizados, y otros que el fabricante te pueden hacer a tu medida.
  • La capacidad en M³ puede variar mucho. Hay depósitos desde 1/2 M³, hasta depósitos de (lo máximo que he encontrado yo) 2.000 M³. ¡Que burrada!.

Utilidades.-

  • Para almacenaje de agua de lluvia, para riego de huertos y jardines.
  • Para agua potable incluso, aunque para ello deberán de tener tratamientos especiales que los capacitan para este almacenaje.
  • Se pueden almacenar otros fluidos además de agua, pero han de solicitarse al fabricante con las características idóneas para ello: abonos líquidos, purines…
  • Reservas anti-incendios.
  • Reservas de abrevaderos.

Tipos.-

  • Abiertos: son parecidos a las piscinas flexibles. Llevan un anillo en el borde superior a modo de flotador, de manera que al ir llenándose el propio depósito va elevándose sin derramar el agua.
  • Cerrados: son herméticos, solo están abiertos por las distintas válvulas que traen de fábrica.

Ventajas.-

  • Los depósitos flexibles se pueden transportar plegados, lo que significa que pueden cambiarse de ubicación. De hecho cuando los recibes del fabricante vienen plegados ocupando muy poco espacio.
  • Sirven para montar sobre un vehículo o remolque y utilizarlo como cisterna.
  • En el caso de los cerrados el agua permanece aislada del ambiente, lo que impide la formación de mohos y algas, y no hay riesgos de que alguna persona o animal caiga dentro.
  • Al no ser de obra se consideran muebles, con lo cual no necesitan ningún tipo de permiso de obra o edificación.
  • Suelen venir pintados en colores que se mimetizan con el entorno: verde, marrón, caqui, negro.
  • Son mas económicos que los hechos de obra.
  • Son de instalación inmediata.
  • Se fabrican según necesidad.
  • Duran muchos años. Algunos fabricantes los garantizan por 20 años.
  • Se pueden revender si no los necesitas.
  • Sirven para la buena gestión, almacenaje y recuperación de agua, un bien que cada vez se cotiza mas alto.
  • Puedes usarlo para almacenaje de agua de las bajantes del tejado, y así aprovechar al máximo el agua. Solo has de canalizarla hacia dentro. En el mio tengo canalizada una parte del tejado hacia dentro.

Mi depósito.-

En mi caso he comprado y montado un depósito de 4 x 4,3 x 0,9 m, que hace unos 15 M³ (pedido a medida en dimensiones, y también en válvulas de entra y salida). Y lo he instalado debajo del salón de la vivienda. Claro está que para eso he dejado el hueco de obra al construir la vivienda. Pero también se pueden instalar fuera en el exterior al lado de la vivienda. Lo conveniente es que se instale de manera que los animales o incluso los niños no puedan acceder a él y no puedan dañarlo, por ejemplo haciéndole un cercado.

De todas formas, aunque se perfore por una negligencia, los fabricantes te entregan junto con el deposito un kit de reparación de un trozo de material con su correspondiente pegamento para que puedas repararlo.

En mi caso, hace ya 9 años que lo tengo, está como el primer día (solo que un poco lleno de polvo encima), y muy contento con él. La solución es perfecta para lo que yo necesito, y volvería a repetir la compra si fuese necesario.

1.jpg

Detalle a medio llenar

2

Deposito lleno.

Mi depósito flexible cerrado, 15.000 litros de capacidad

Saludos.

Juan.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s